Uno de los muchos trabajos que podemos realizar las empresas de impermeabilización en Valladolid es la instalación de los denominados como muros cortina, es decir, un sistema de fachada autoportante que se caracteriza fundamentalmente por ser independiente de la estructura del edificio, aunque se instala en forma continua por delante del mismo.

En la mayoría de instalaciones de muros cortina que realizamos en Intecnia se realiza con acristalamiento, no solo porque ofrece una mejoría notable en lo que a la estética exterior del edificio se refiere, sino también porque facilita la entrada de iluminación natural al interior. En nuestro caso ofrecemos dos sistemas diferentes de instalación: el sistema stick y el sistema frame. Pero, en ambos casos, las ventajas de este tipo de fachada son múltiples, comenzando por el hecho de que es un sistema diseñado para resistir la fuerza del viento, así como el propio peso del sistema, y transmitirla a los forjados.

Son habitualmente elementos prefabricados modulados que incluyen los necesarios elementos de protección, apertura y accesibilidad, según las necesidades que pidan los clientes de las empresas de impermeabilización en Valladolid.

Suelen tener un espesor aproximado de 10 centímetros y su aplicación es rápida y sencilla, aunque hay que tener en cuenta que el muro cortina debe dejar total libertad de movimiento para permitir las dilataciones y contracciones debidas a la expansión térmica de los materiales, normalmente aluminio extruido, pero también chapas metálicas e incluso piedra. Y, por último, ha de tener capacidad para evacuar el agua atmosférica, evitando que llegue a penetrar al interior, así como, por supuesto, proporcionar el aislamiento térmico para reducir el gasto de suministros.