Aislar térmicamente nuestro hogar es, hoy en día, una de las claves para tener una vivienda eficiente energéticamente, además de mucho más agradable. Pero, como empresa dedicada a los aislamientos térmicos en Valladolid, sabemos que no siempre le damos la importancia que merece.

Existe una falsa creencia por la que se piensa que aislar es, simplemente, evitar que el frío entre en nuestro hogar, pero lo cierto es que esto lleva consigo toda una serie de beneficios. No solo nos permitirá vivir más cómodamente, sino que también podremos ahorrar en nuestra factura de luz y gas.

Por nuestra experiencia con aislamientos térmicos en Valladolid, siempre recordamos que una vivienda bien aislada es mucho más confortable que una que no lo está. Los materiales aislantes garantizan que la temperatura interior se mantenga estable, independientemente del frío o calor que haga fuera.

Esto es, a su vez, consecuencia de otro de sus beneficios. Aislar nuestro hogar hace que, durante el invierno, la pérdida de calor sea mucho menor. Igualmente, durante el verano, bloquea las altas temperaturas exteriores.

Pero, si hay una ventaja que destaca por encima de todas, es que el aislamiento hace nuestra casa mucho más eficiente desde un punto de vista energético. Gran parte del consumo de energía de los hogares viene derivado del mantenimiento de la temperatura interior, por lo que, al hacerlo más eficiente, el consumo será mucho menor.

Esto se traduce, en la práctica, en una bajada del consumo energético y, por lo tanto, una reducción en la factura de luz y gas. En una vivienda bien aislada, los gastos en energía pueden bajar hasta en un 30 %.

Por todos estos motivos, en Intecnia siempre aconsejamos llevar a cabo un buen aislamiento. Se trata de una inversión que reducirá nuestros gastos, pero también hará nuestra vida mucho más agradable.