Como una de las empresas de impermeabilización en Valladolid de referencia, queremos aprovechar estas líneas para hablarte sobre los orígenes del hormigón, material empleado en nuestro sector.

Hace cerca de 8.000 años, nuestros antepasados decidieron mezclar el cemento con agua, arena y áridos, lo que dio origen al hormigón. Aquel material era más sencillo de moldear y cuando se endurecía, era más resistente, duradero y sólido.

Según distintos documentos, la primera construcción en la que se usó el hormigón fue en una cabaña ubicada en la extinta Yugoslavia, hacia el año 5600 a.C. Con dicho material, se recubrió el pavimento.

En la Edad Antigua, los egipcios dominaban el mortero –mezcla de arena con materia cementosa-, el cual usaban para unir bloques de piedra y levantar sus templos. Alguna de las pirámides de Gizeh (2600 a.C.) se erigió con hormigón. Además, en el mural de Tebas (1950 a.C.), se ven escenas de hombres manejando aquel material y utilizándolo en una obra. 

Como una de las mejores empresas de impermeabilización en Valladolid, queremos explicarte que los constructores griegos y romanos comprobaron que algunos materiales que procedían de depósitos volcánicos, al ser mezclados con caliza, arena y agua, daban como resultado un mortero mucho más fuerte, el cual era capaz de resistir la acción del agua dulce y salada.

Los romanos, por su parte, usaron el hormigón para levantar distintas construcciones, así como en la red de agua potable y en la evacuación de las aguas residuales.

No dudes en ponerte en contacto con los profesionales de Intecnia.