Existen diversos tipos de impermeabilización de depósitos en Valladolid para la rehabilitación de cubiertas determinados por las características de la cubierta, su funcionalidad, la climatología de la zona, la estructura del edificio y el presupuesto. Pero todos ellos pueden sufrir humedades en las cubiertas por el deterioro a causa del paso del tiempo y la falta de mantenimiento, accidentes, causas climatológicas, etcétera.

Uno de los principales problemas de la  impermeabilización de depósitos en Valladolid y rehabilitación de cubiertas es la aparición de humedades, en cuyo caso lo primero que hay que determinar es su origen, ya que pueden ser causadas por filtraciones o condensaciones.

En el caso de las filtraciones pueden deberse a la rotura o perforación de la membrana impermeable en cuyo caso se repone, por desgarro fruto de las variaciones térmicas que se resuelve colocando juntas de dilatación, por rotura de la unión con el paramento vertical lo que implica rehacer el borde separándolo, porque se solapa el soporte con la membrana que puede no estar bien protegido o que el desagüe esté obstruido, por el sumidero que habría que sustituir entero, etcétera.

Si son humedades por condensación hay que estudiar en profundidad los diferentes factores implicados para determinar la forma de reparación más eficaz. En caso de que sea una condensación superficial interior hay que evitarla aumentando la temperatura superficial interior o disminuyendo la presión de vapor interior. La condensación intersticial implica evitar que en los cerramientos no se alcance la temperatura de rocío.

Para evitar daños mayores que sean más complicados y costosos de reparar, en Sellados y Aplicaciones Intecnia S.L.,  siempre aconsejamos a nuestros clientes contar con un competente servicio de mantenimiento, que detecte los descastes y deterioros antes de que tengan consecuencias más graves, lo que supone un ahorro para ellos.